6 mayo 2022

10 minutos con el Papa Francisco

Oceania
Format: Texts & Image
Type: Communication, Consultation Method
Organisation: Archdiocese / Diocese

La Diócesis de Parramatta en Nueva Gales del Sur, Australia, bajo la dirección del Obispo Vincent Long Van Nguyen, invitó a los católicos LGBTQIA+ de la Diócesis a una conversación para el Sínodo de los Obispos con la pregunta: “Si tuvieras 10 minutos con el Papa Francisco, ¿qué dirías?”.  Un grupo se reunió y durante dos reuniones acordó una declaración que se presentó a la diócesis como una contribución a la síntesis general de la misma diócesis. 

En la declaración se indica que “el dolor, el sufrimiento, el silenciamiento y el ostracismo que los católicos LGBTQIA+ han tenido, y todavía experimentan de parte de nuestra iglesia, nos llama urgentemente a este viaje sinodal. En lugar de ser un refugio para todos, estas experiencias a menudo hacen que los católicos LGBTQIA+ y sus familias se alejen de la Iglesia al sentirse abandonados por su comunidad de fe. Estas experiencias hirientes añaden más trauma y dolor, haciendo que muchos católicos LGBTQIA+ se desesperen, alimentando el auto-odio y para algunos, trágicamente, la auto-agresión”. 

Continúa la declaración que “para ser una iglesia verdaderamente inclusiva, sabemos que muchos católicos afirman que debe haber un diálogo valiente y abierto que vaya seguido de un camino ministerial activo e intencionado. Los católicos LGBTQIA+ están sirviendo en cada parte y nivel de la iglesia que amamos, incluso cuando partes de la iglesia ignoran deliberadamente nuestras realidades, nuestras historias e incluso nuestra existencia. El carácter sagrado de las familias LGBTQIA+, nuestras relaciones amorosas y llenas de fe, nuestros hijos y comunidades son signos del amor incondicional y la providencia de Dios”.

Frente al deseo de afirmar una teología, un enfoque pastoral y la posibilidad de ministerios para LGBTQIA+, también se hace una clara acusación: “En las últimas décadas, los ministerios católicos de afirmación de LGBTQIA+, la teología de afirmación y los enfoques pastorales han sido a menudo excluidos de los ministerios oficiales de la Iglesia. El lenguaje nocivo que no es pastoral se utiliza como arma para abusar de las personas LGBTQIA+. Estos ministerios, teologías y enfoques pastorales deben recibir recursos y ser promulgados ampliamente y con valentía. Los términos que atribuyen la homosexualidad como ‘intrínsecamente mala’ y ‘objetivamente desordenada’ deben ser eliminados del léxico de nuestra Iglesia”.

La conclusión es bien estimulante: “Cuando los católicos LGBTQIA+ han sido activamente acogidos, valorados y afirmados por lo que son, se sienten alentados y capacitados para vivir sus vidas con autenticidad, y florecer como pueblo de Dios. Esto es lo que significa caminar juntos como Iglesia sinodal, como un Cuerpo de Cristo”.

Ver el documento completo.